Nuestra Esencia

Las empresas son como los árboles: el éxito de su existencia depende de una serie de factores que van desde las características del local en donde nacen hasta los cuidados que reciben en el transcurso del tiempo.

No es diferente lo que sucede con Klabin. Por eso, ella está atenta a todos los detalles que pueden beneficiar a las personas a su alrededor, a los colaboradores, los negocios de los clientes, el propio negocio, el medio ambiente y todo lo demás.

Por ser una empresa visionaria, Klabin va mucho más allá en todo lo que hace.

De esa forma, más que plantar árboles usadas en la producción, mantiene intocadas sus reservas autóctonas que componen más del 40% de sus bosques Más que dar apoyo a programas sociales, desarrolla iniciativas que favorecen a las diferentes comunidades en las que está presente.

Klabin funciona de forma organizada y eficiente, con el fin de mantener su crecimiento de forma integrada y sostenible. Es una empresa con fuertes raíces en nuestro país y siempre lista para renovarse. En realidad, es de esa forma que ni los árboles ni las empresas envejecen.

Solamente crecen y se fortalecen.

Klabin.
Presente en el cotidiano de millones de personas.
Aunque ellas no se den cuenta.