La Empresa

Klabin, mayor productora y exportadora de papeles de Brasil, es líder en la producción de papeles y cartulinas para embalajes, embalajes de cartón corrugado y bolsas industriales, además de comercializar madera en troncos. Es también la única del país en suministrar simultáneamente al mercado celulosa de fibra corta (eucalipto), celulosa de fibra larga (pino) y celulosa fluff. Empresa brasileña fundada en 1899, cuenta actualmente con 18 unidades industriales (17 en Brasil, en ocho estados, y una en Argentina). Klabin también cuenta con oficinas comerciales en ocho estados brasileños, una filial en Estados Unidos y una nueva oficina en Austria, además de representantes y agentes comerciales en varios países.

Klabin está dividida en cuatro áreas de negocio:

Los papeles y cartones para embalaje fabricados por Klabin, así como sus embalajes de cartón ondulado y sus bolsas industriales ofrecen protección y seguridad a alimentos, bebidas, productos de higiene y limpieza, electroelectrónicos, cemento, semillas, harina de trigo, productos químicos, entre otros. Son productos que demuestran cómo Klabin está presente en el día a día de las personas.

Las celulosas de fibra corta y fibra larga, aplicadas de forma aislada o combinadas, brindan características esenciales a diversos tipos de papel: resistencia, suavidad y absorción en la medida ideal para productos de higiene, resistencia y opacidad para papeles para imprimir y escribir y otras propiedades específicas exigidas para papeles especiales.

La gestión de la empresa está orientada al desarrollo sostenible, buscando crecimiento integrado y responsable, que une rentabilidad, desarrollo social y compromiso ambiental. Desde 2014, Klabin integra la cartera del Índice de Sostenibilidad Empresarial (ISE) de BM&FBovespa. Es signataria también del Pacto Global de la ONU y del Pacto Nacional para Erradicación del Trabajo Esclavo, buscando proveedores y aliados de negocio que sigan los mismos valores de ética, transparencia y respeto a los principios de sostenibilidad.

Klabin fue la primera en el sector de celulosa y papel en el Hemisferio Sur en obtener, en 1998, la certificación FSC® - Forest Stewardship Council® (FSC-C022516), que certifica una gestión que conserva los recursos naturales, proporciona condiciones justas de trabajo y estimula buenas relaciones con la comunidad.

Pionera en la adopción del manejo forestal en forma de mosaico –sistema que mezcla vegetación autóctona preservada con bosques plantados de pino y eucalipto–, la compañía tiene 229 mil hectáreas plantadas con pino y eucalipto y 214 mil hectáreas de vegetación autóctona preservada.

El respeto a las comunidades es un valor que orienta a Klabin en todas las regiones en las cuales actúa. Tener criterios claros de gobierno, brindar transparencia a todos sus actos y promover el comprometimiento de los públicos locales son preocupaciones permanentes de la compañía en la gestión de los impactos sociales de sus actividades.

El Programa de Fomento Forestal, que tiene como objetivo ampliar y diversificar la renta en las comunidades, es un ejemplo en ese sentido. La iniciativa, que consiste en el estímulo a la formación de bosques plantados en propiedades rurales en el vecindario de las operaciones de la empresa, ayuda en la permanencia de los agricultores en la tierra, promueve la recuperación de la vegetación y diversifica cultivos. El programa ya ha beneficiado a 19 mil productores rurales y ha distribuido más de 160 millones de plantones.

El cuidado con sus colaboradores también es una de las prioridades Klabin. La compañía genera más de 18 mil empleos (directos e indirectos) e invierte en el desarrollo de las personas con foco en las competencias de sus negocios y en la promoción del bienestar y de la seguridad.